+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 2 minutos

En el mundo de la empresa actual, se exige mucho más de cada departamento, creando sinergias para avanzar hacia una mayor competitividad. Atrás quedaron los tiempos en los que Recursos Humanos se limitaba a gestionar las selecciones de personal. En este post desmenuzamos en cuatro claves, qué puede aportar RRHH a los núcleos de decisión en la compañía. Analizaremos también el término C-Suite, un anglicismo que cada vez se maneja más en nuestro país, para entender qué es y cuál es su papel.

Trabajar de forma coordinada con la C-Suite de la empresa

El primer interrogante que surge para los hispanohablantes es obvio: ¿a qué se hace referencia exactamente este término? La respuesta es sencilla: es la élite dirigente de una empresa, tomando la inicial C de la palabra inglesa Chief, que significa jefe. En este reducido círculo destacan tres figuras principales:

-CEO: es la denominación más conocida de este grupo, y viene a designar al director ejecutivo, partiendo de las siglas en inglés de Chief Executive Officer.
-CFO: en este caso, las siglas corresponden a Chief Financial Officer, que podría traducirse como director financiero.
-COO: por último, y no menos importante, destaca el Chief Operating Officer o director de operaciones.

En función del tamaño de la empresa, pueden darse otros perfiles además del CEO, el CFO y el COO, tales como el Chief Technology Officer (CTO), responsable del desarrollo tecnológico. Esta diversificación de la tarea directiva responde a la necesidad de especializar los mandos para que cada uno de estos profesionales aporte valor desde su respectiva área de acción.

Hay que destacar que es fundamental establecer una comunicación eficaz, en la que los datos fluyan para apoyar la toma de decisiones en la dirección correcta. En este contexto, RRHH tiene mucho que decir para ayudar a los grupos diractivos en su tarea. Como es evidente, su capacidad para aportar valor revierte en su relevancia y peso en el contexto de la compañía. Analizamos en cuatro claves en qué se concreta su papel.

1. Gestionar el talento actual para actuar en sintonía con las tendencias del mercado. Una buena comunicación con la dirección se traduce en datos que RRHH puede aprovechar para gestionar el talento para multiplicar exponencialmente su valor. Cuestiones como fomentar la creatividad e iniciativa del personal pueden un gran apoyo en un contexto competitivo en el que se necesita una constante evolución.

2. Potenciar la innovación. El departamento de Recursos Humanos es una pieza esencial, pues conoce a fondo el que en definitiva es el principal potencial de una empresa: sus empleados. La innovación es hoy más necesaria que nunca, y si se crean sinergias con el CEO de la empresa, es posible canalizar el talento para que ese potencial se refleje en las cuentas de resultados.

3. Apoyar la transformación digital. En colaboración con el CTO, RRHH puede ser una pieza clave en el engranaje para apostar por la transformación digital que se impone en nuestros días.

4. Definir el perfil del talento futuro. Un departamento de RRHH en nuestros días debe trabajar en coordinación con el CEO, el COO y el CFO para conocer las nuevas estrategias. Esto le servirá para definir los perfiles que serán necesarios en el futuro, orientándose a la captación del talento.

Si quieres saber más sobre cómo binternational puede ayudarte en este proceso, visita nuestra web.