+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 3 minutos

La pandemia ocasionada por la COVID-19 ha generado una profunda crisis tanto a nivel sanitario como institucional y, por supuesto, económico. Como no podía ser de otro modo, dicha crisis ha incidido de manera especial en las empresas, lo que a su vez ha llevado a los CEO que las dirigen a redefinir su posición de liderazgo, obligándoles a adoptar nuevos roles con los que amortiguar el impacto de la crisis y, a ser posible, conseguir que sus empresas salgan fortalecidas de ella.

El reto es, sin duda, arduo, a la vez que apasionante, y obliga a los directivos y sus equipos a seguir determinadas estrategias y acciones cuya buena gestión resulta clave para alcanzar el objetivo perseguido. Veamos a continuación algunas de las más recomendables.

Acciones a desarrollar por los CEO para gestionar la crisis

Varias son las estrategias que a nivel directivo resultan aconsejables para enfrentarse con garantías de éxito a la crisis derivada del coronavirus. Todas ellas, no obstante, tienen como denominador común la creación de canales fluidos de comunicación dentro de la empresa y la capacidad para gestionar el papel de los diferentes agentes implicados (empleados, socios, clientes, proveedores, etcétera).

Es importante que en una situación de crisis como esta, los líderes sean empáticos y no descuiden en ningún momento el lado humano. Esto implica que la protección de los empleados ha de resultar prioritaria, asegurando tanto su salud como su bienestar económico. Resulta crucial en este sentido contar con un plan de crisis compartido tanto por directivos como por cuadros intermedios y trabajadores, de tal forma que todos sientan que están remando en la misma dirección.

Es necesario en todo caso enfrentar la crisis, no negarla, buscando siempre minimizar su impacto, descubrir soluciones idóneas y corregir todo aquello que no funcione para que pueda volver a funcionar cuanto antes. La reacción rápida es, por tanto, fundamental, así como mantener los equipos en todo momento activos y ocupados.

La salvaguarda del rendimiento financiero de la empresa

La labor de los directivos en una situación de crisis ha de enfocarse a proteger el rendimiento financiero de la empresa, tomando para ello decisiones firmes. En este aspecto resulta fundamental:

  • Centralizar la toma de decisiones, toda vez que ello aporta velocidad y consistencia en la gestión.
  • Catalogar las diferentes fuentes de financiación a disposición de la empresa y seleccionar las más adecuadas en cada momento.
  • Prever los distintos escenarios económicos que pueden sobrevenir a lo largo de la crisis y predecir el impacto financiero de cada uno de ellos.
  • Precisar qué productos, servicios, líneas de negocio, clientes y/o empleados son los que mayor incidencia tienen para el negocio y, por consiguiente, deben ser a toda costa preservados.
  • Seleccionar las herramientas idóneas de entre las que pueda disponer la empresa para contrarrestar la crisis: reducción de determinados gastos, cierre temporal de plantas, congelación de contrataciones, apuesta por el teletrabajo, etcétera.

La importancia de la determinación del objetivo a perseguir

El objetivo de la empresa ha de estar definido de forma precisa y clara, de tal forma que cualquier decisión que se adopte vaya encaminada a su mantenimiento y consecución, pues no en vano cuando las empresas están sometidas a una presión creciente, como sucede en las situaciones de crisis, la adopción de decisiones ajustadas al objetivo empresarial resulta particularmente importante, dado que, por un lado, los empleados encuentran mayor sentido a su trabajo y, por otro, los clientes tienden a incrementar su fidelidad en los productos y servicios ofrecidos.

Las estrategias en este sentido son variables. Hay empresas cuyos CEOs, lejos de ralentizar la actividad, han optado por extender sus proyectos, como Google, que ha hecho accesible buena parte de sus funciones premium a todos los usuarios, o Coursera, empresa líder en cursos online, que ha decidido dar acceso gratuito a su catálogo de cursos a las universidades de países especialmente afectados por la pandemia. Otras estrategias se decantan por una ramificación de la actividad, resultando asimismo ejemplar la gestión de la crisis por parte de su cuadro directivo, como así ha sucedido, por ejemplo, con Inditex, que ha llevado a cabo una importante producción de batas de laboratorio, guantes y gafas protectoras para su distribución entre los hospitales de toda España.

En todo caso, si necesitas ampliar la información sobre este tema y buscas asesoramiento y apoyo, no dudes en contactar con binternacional, consultora especializada en recursos humanos, donde serás atendido por excelentes profesionales.