ES | EN

Buscar desde España un empleo en otro país es hoy más fácil que nunca. Una herramienta tan sencilla como Skype está permitiendo a las empresas ahorrar tiempo y dinero en el reclutamiento de nuevo personal, de ahí que cada vez se apueste más por hacer uso de estas comunicaciones en los procesos de selección.  A nosotros, como candidatos, nos da la posibilidad de presentarnos a estas empresas sin tener que recorrer miles de kilómetros e invertir un dineral en el viaje.

logo skypePero claro, no todo son ventajas. La dependencia de la tecnología implica dificultades adicionales y da lugar a posibles imprevistos que pueden poner a prueba tu capacidad de respuesta y tus nervios de acero. Ante todo, que no cunda el pánico. En binternational queremos daros unos consejillos básicos para que las afrontéis con plenas garantíasa la hora de buscar empleo en el extranjero.

  • Antes de nada, aprende a configurar y utilizar bien el programa

Si aún no tienes Skype en tu ordenador, lo puedes descargar aquí. Tranquilo, es completamente gratis. ¿Ya lo tienes? Aunque es un programa sencillo y relativamente fácil de usar, te recomendamos que investigues un poco su funcionamiento y hagas alguna llamada de prueba antes de realizar la entrevista.

¡Ojo! Si te bajaste Skype hace tiempo, revisa tu nombre de cuenta y usuario. Uno del tipo Nenitareshulona69 puede echar por tierra tus opciones de hacerte con el trabajo. Lo más recomendable, en todo caso, es usar tu propio nombre y apellido. Mucho más serio. Lo mismo se puede decir de tu foto de perfil, usa la misma que colocarías en tu CV. Echa un vistazo también a tus actualizaciones de estado, no vayas a haber puesto algo que la empresa que te va a entrevistar no quiera o no deba saber.

  • Prepara tu ordenador y la conexión a Internet para que todo funcione correctamente

Dentro de lo posible, utiliza un ordenador portátil. ¿Por qué? La inmensa mayoría de ellos cuenta con cámara, altavoz y micrófono integrados. Además, la disposición de la cámara, generalmente en la parte superior de la pantalla, nos aporta el encuadre más natural para nuestro rostro. Si solo dispones de un PC de sobremesa y tu cámara es periférica, instálala sobre tu monitor, pero intenta que el plano quede lo más recto posible.

Evita el uso de auriculares. Suponen un elemento de distracción para tus interlocutores y desnaturalizan la conversación con ellos. Si los altavoces de tu ordenador son externos, colócalos frente a ti y a los lados de la pantalla, para que el sonido simule lo mejor posible una entrevista personal.

¡Importantísimo! Asegúrate de tener buena conexión a Internet en el lugar en el que vayas a realizar la entrevista. Además, desconecta cualquier tipo de programa P2P –tipo eMule- o gestor de descargas. Ya te bajarás la tercera parte de Los Piratas del Caribe en otro momento, Johnny Depp puede esperar. Cierra todas las ventanas de tu ordenador que no pertenezcan a Skype, necesitamos que el equipo funcione a pleno rendimiento y no queremos distracciones.

  • Elige el lugar en el que vas a realizar la entrevista

Si vas a hacerla en tu cuarto, mejor deshazte de esos pósters de Megan Fox. Lo ideal es que el fondo sea una pared lisa y blanca, que no llame la atención de tus entrevistadores y les permita centrarse en ti y en lo que dices.

La luz es un aspecto importantísimo. No debe ser ni muy suave, ni muy intensa. Procura que ésta nunca te llegue desde la espalda, porque tu cuerpo se verá demasiado oscuro. Controla que no se produzcan sombras que oculten tu rostro o que den un mal perfil de ti. Tampoco te apuntes con una lámpara a la cara, no es eso, la iluminación debe ser lo más natural posible.

  • Ajusta bien tu encuadre antes de empezar. ¡Entrena ese lenguaje facial!

Ponte centrado, pero sobre todo, intenta no aparecer en pantalla como una cabeza flotante. Lo ideal es que se vean en el monitor, aproximadamente, los tres primeros botones de tu camisa. Poco más de un palmo debajo de tu barbilla, digamos.

El lenguaje facial (o body language, como prefieras) cobra una especial importancia en este tipo de entrevistas “a distancia”. Tienes que tener claro que cuentas con los límites de una pantalla, procura no perder nunca esa referencia y no salirte del plano. Además, cuidado con tus gestos. La cámara no procesa igual de bien que el ojo humano los movimientos bruscos, así que intenta no gesticular mucho, ni demasiado rápido. Te aconsejamos que practiques antes de la entrevista con amigos o conocidos y te observes a ti mismo, así podrás pulir tus defectos de antemano.

  • Escoge bien la ropa que te pones. Cuidado con las camisas blancas…

Tu indumentaria es en este tipo de entrevistas tan importante como en las presenciales. Eso sí, en este caso, tenemos que tener muy claro que hay prendas que no lucen igual en persona que a través de una pantalla.  Por ello, lo mejor es que evites las camisas de color blanco, pues se confunden con el fondo y eso arrastrará demasiado la atención de tus entrevistadores. Prescinde también de aquellas con rayas y cuadros finos, pueden provocar un efecto visual muy molesto. ¿Lo mejor? Usar siempre camisas lisas y de colores suaves. ¡Ah! Y no seas cutre: aunque lo más probable es que no se vayan a ver, ponte también unos pantalones. Evitemos sorpresas desagradables.

  • ¡Llegó el momento! Durante la entrevista…

Evita cualquier tipo de distracción. Puede que estés en tu casa, pero esto no deja de ser una entrevista de trabajo, tu futuro está en juego. Apaga tu teléfono móvil, desconecta el fijo también por si acaso, cierra las ventanas y evita cualquier tipo de ruido exterior, déjale la mascota a tu prima y dile a todas las personas que se encuentren en el mismo lugar que se abstengan de entrar en el cuarto que estés usando. Cuidado con escenitas del tipo tu madre gritando “¡Chemitaaaa, a la mesa que ya están las croquetas!”, o situaciones aun más embarazosas (ejemplo NSFW).  Como Johnny Depp, las croquetas también pueden esperar.

Cuando hables, dirige tu mirada a la cámara, no a la pantalla. De lo contrario, a tus entrevistadores les dará la sensación de que no les estás mirando a los ojos. En los momentos en los que te hablen ellos, entonces sí es aconsejable mirar su imagen en el monitor de tu ordenador. Además, intenta no acercarte ni alejarte de la cámara mientras hablas. No es cuestión de que te mantengas rígido como el palo de una escoba, pero procura no perder la referencia de tu posición en pantalla.

  • Que la tecnología sea una oportunidad para lucirte y no una limitación

Aunque la video-llamada carezca de la libertad de una entrevista presencial, siempre puedes tirar de imaginación y explotar las posibilidades que ofrece la red. ¿Quieres aportar documentos, como tu CV o muestras de tus trabajos previos? ¡Claro que puedes! Cárgalos en una web y facilita el enlace a tus entrevistadores a través del propio chat de Skype. Así de fácil. No solo estarás dando información complementaria que puede ser de interés para la compañía, sino que además demostrarás que eres un/a tío/a con recursos. Recuerda que el dominio de las nuevas tecnologías es uno de los requisitos más demandados hoy en día, así que aprovecha la oportunidad de sorprender a la empresa con este tipo de cosas.

  • No sobrestimes tu dominio del idioma a usar en la entrevista

Si estás intentando conseguir un puesto en una empresa extranjera, lo más probable es que te toque hacer la entrevista en una lengua distinta al castellano. El consejo es un tanto obvio, pero recuerda que una conversación de este tipo va a exigir el máximo de tus habilidades lingüísticas en un idioma. Por mucho que domines esa lengua, no está de más que refresques tus conocimientos a través de profesores particulares, intercambios con nativos o cualquier otro método que se te pueda ocurrir. Ya sabes, no es igual de fácil la conversación de bar que el diálogo con el departamento de recursos humanos de una gran multinacional.

  • Y recuerda: esto es una entrevista de trabajo como cualquier otra…

…Así que todos los consejos que se pueden aplicar a las presenciales de toda la vida te servirán también para este tipo de entrevistas on-line. Seguro que ya estás harto/a de oírlos, no vamos a ahondar demasiado en eso: muestra interés por hacerte por el puesto, trata de demostrar qué aptitudes te pueden diferenciar del resto de candidatos, prepara con esmero las preguntas habituales en un proceso de selección, etc, etc.

Cuéntanos, ¿te ha tocado hacer ya alguna entrevista de trabajo a través de Skype? ¿Qué consejos añadirías a todos los que hemos mencionado?

Related posts

Pin It on Pinterest