+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ser sostenible está muy lejos de ser una opción estratégica. Se ha convertido en un pilar base, una necesidad, para lograr todo el éxito que se busca en una organización: causar un impacto positivo en el planeta y, a su vez, generar ese ‘engagement’ tan imprescindible con los consumidores. 

Apostar por una cultura empresarial sostenible y responsable, que actúe en consecuencia a los problemas que hemos creado al medio ambiente y al entorno natural, dice mucho de una organización y del equipo humano que la compone.

Sabemos que la cultura es un tema complicado. Es inmaterial, y cuando algo es difícil de definir, es difícil de abordar. Sin embargo, toda pequeña acción puede tener una gran repercusión, ya que es el comienzo para crear buenos resultados. Para ayudarte, compartimos cinco consejos que permitirán a tu compañía avanzar un poco más en el proceso de desarrollo de su cultura empresarial sostenible.

Proceso entretenido y sencillo

En todo cambio o novedad, parte del éxito reside en cómo se presenta la idea y cómo de atractiva nos resulta. No hace falta crear comunicados complejos con cambios en las políticas internas. Mejor comenzar por prácticas divertidas que llamen la atención de los empleados. Y al igual que debe ser entretenido, si es sencillo, dos veces mejor.

Compromiso de la dirección

Nada más poderoso que un líder que valora y le da importancia a la gestión de aspectos sociales y ambientales en un entorno empresarial competitivo. Este debe ser el punto de inicio para construir una cultura con bases sólidas que perdure en el tiempo.

Coherencia con los valores corporativos

Este es quizás uno de los retos más grandes. Una compañía no puede proyectar unos valores al mercado y otros diferentes de sus públicos internos. El story telling puede ser de mucho impacto, pero esto debe coincidir con el story doing de tus colaboradores. Cada persona debe dar testimonio claro del compromiso que promueve la organización.

Involucra a tus empleados

El principal obstáculo ante los cambios son las personas, pero también son el vehículo más eficaz. Si las implicas en el proceso, te ayudarán a cambiar el ADN de tu empresa. Y, además de invitar a los empleados a participar, ellos también deberían comprobar el efecto de sus acciones.

Estilo de vida saludable

No es posible construir organizaciones sostenibles si las personas no conocen y practican los estilos de vida saludable. Todo lo que los empleados realicen en su vida privada, en sus actividades sociales, tendrá un impacto directo en la cultura corporativa de la organización. 

Ya no vale decir que eres sostenible, tienes que demostrarlo. Si aún con estos consejos tienes dudas sobre cómo crear una cultura empresarial sostenible, contáctanos y te propondremos la vía más adecuada.