ES | EN

El mundo en el que vivimos nos exige cada vez más, hasta el punto de exprimir nuestra energía al máximo. Sobre todo en el entorno laboral, donde las grandes demandas físicas y mentales a las que nos vemos sometidos diariamente causan estrés a una buena parte de la población. Una mejor gestión del estrés nos puede facilitar mucho las cosas y llevarnos por el buen camino para cumplir nuestros objetivos. Pero primero… ¿Qué es el estrés? ¿Cómo sé que lo estoy padeciendo? ¿Cuáles son las causas?

¿Qué es el estrés?

El estrés, según la definición de Medlineplus, es un “sentimiento de tensión física o emocional que proviene de cualquier situación o pensamiento que haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso”. Esto es muy habitual, pero cuando se extiende en el tiempo puede llegar a ser muy perjudicial para la salud.

Causas del estrés

El estrés puede ser causado por una infinidad de factores. La forma en que interpretas una situación concreta suele ser una de las causas principales de esta patología. Además, el ruido, el sobreesfuerzo, las temperaturas extremas, la falta de sueño o el hambre pueden ser también causantes físicos de ansiedad. Además, puede tener origen en situaciones extraordinarias como pueden ser traslados, problemas sentimentales, desempleo, muerte de familiares o personas cercanas e incluso la falta de tiempo o el exceso de tareas a realizar.

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

La mala gestión del estrés puede ocasionar síntomas físicos, psicológicos o emocionales. Los más habituales son:

  • Falta de energía y de concentración
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Problemas de salud mental
  • Insomnio
  • Problemas sexuales
  • Envejecimiento

Consejos para realizar una mejor gestión del estrés

Ahora que ya sabemos qué es, cuáles son sus síntomas y sus principales causas, te facilitamos estos consejos con los que podrás practicar una mejor gestión del estrés.

Meditación

Pasar unos minutos al día meditando ayuda a reducir la ansiedad provocada por ciertas situaciones y a recuperar la calma interior. Cualquiera puede hacerlo y no requiere de ningún tipo de inversión. Tan solo se necesita voluntad.

Practica ejercicio habitualmente

Es importante trabajar el interior, pero también el físico. El cuerpo será el que soporte las reacciones del estrés y por lo tanto, si está preparado, estas serán menos perjudiciales.

Descansa

Es muy importante dormir lo suficiente cada día. De esta forma estamos dotando a nuestro organismo de los recursos necesarios para afrontar el día a día.

Lee algo relacionado con el estrés

Para afrontar una situación de ansiedad, es muy importante conocerlo desde dentro para aprender a manejarlo. Recuerda que no es posible enfrentarse a aquello que se desconoce.

Descubre qué es lo que te estresa

Toda consecuencia tiene su causa. Descubre cuáles son las situaciones que te estresan y enfrentándolas acabarás poco a poco con esta fatiga.

Tú eres tu principal enemigo

En la mayoría de situaciones nosotros mismos somos los principales causantes del estrés. Nos imponemos diariamente exigencias que están fuera de nuestro alcance.

Os recomendamos tener en cuenta estos consejos para una mejor gestión del estrés ya que, si las situaciones de estrés laboral o de cualquier otro tipo se alargan en el tiempo, pueden producir enfermedades físicas y trastornos mentales.

binternational es una consultoría experta en selección de personal. Cuéntanos en qué podemos ayudarte haciendo clic aquí.

Artículos relacionados