ES | EN

Estamos cansados de oír hablar de esas cifras de desempleo en nuestro país. ¿O no? Que si 114.000 españoles emigraron en 2011, que si sobre todo se tuvieron que ir jóvenes, que se fueron para buscar oportunidades y mejores condiciones laborales, etc, etc. Muchas estadísticas, pero pocas historias personales. Para que comprobéis por vosotros mismos que salir del país, hoy por hoy, no es ningún drama, y que hay muchas historias de éxito personal detrás, ¡aquí os traemos una!

El protagonista es Rubén López, madrileño de 24 años que decidió poner rumbo
Bogotá en enero del año pasado. Rubén nos ha contado cómo pasó de ser becario perpetuo en España a tener un sueldito más que digno en uno de los mejores periódicos de Latinoamérica.

binternational: Rubén, para empezar, ponnos un poco en situación. ¿Cómo era tu situación en España antes de emigrar?

Rubén: Pues poco más o menos la de tantas otras personas de mi generación, la verdad. Estudié Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos. Desde que empecé la carrera hice algunas colaboraciones gratuitas con periódicos locales y monté un proyecto radiofónico sin ánimo de lucro con algunos compañeros de clase. Estuve también de becario en una emisora de radio de temática económica en Madrid, mi primer y único trabajo con remuneración en España en el sector de la comunicación. Allí trabajé más de un año con contrato de prácticas, cobrando un sueldo ínfimo, mientras estudiaba las últimas asignaturas de la carrera. No me ofrecieron continuar a través de un contrato indefinido y estaba ya harto de extender la beca, así que mira, finalmente decidí que lo mejor era irme del país. 

binternational: ¿Por qué decidiste dejar de buscar trabajo en España y marcharte?

Rubén: El principal motivo, sin duda, fue la dificultad para encontrar un empleo. Estuve unos meses buscando en Madrid en el ámbito del periodismo y la comunicación. Pero te cansas. Las ofertas de trabajo salen con cuentagotas, como mucho en un mes de búsqueda consigues que te llamen de un sitio. Y eso que yo ya contaba con experiencia laboral previa. Una vez vas allí, te das cuenta de lo mucho que se ha perdido, de que las condiciones son pésimas, y los sueldos, ridículos. El problema es que yo creo que se está creando una cultura de conformismo. Te ofrecen 500 euros en un trabajo para el que, en realidad, deberías cobrar 1.500 o más, y lo aceptas porque sabes que no queda otra. Yo no me resigné a ello, y empecé a sopesar el marcharme al extranjero. La idea de vivir fuera siempre resulta atractiva, más cuando hablamos de Colombia, un país con una cultura y modo de vida distintos. El momento que se vive en España lo convertía en la oportunidad perfecta para seguir adelante.

binternational: ¿Y por qué elegiste Colombia? Digamos que no es el destino más habitual de los jóvenes españoles…

Rubén: Bueno, para poner en contexto, tengo que decir que primero tuve la oportunidad de marcharme a México con una beca de estudios de seis meses. Esa experiencia fue clave para que, más tarde, yo me decidiera a salir a trabajar fuera de España. En México descubrí lo que puede aportarle a uno vivir en otro país: aprender a desenvolverse, conocer otra cultura y mucha gente de todo el mundo y ver mi profesión de otra manera. En una frase, me di cuenta de las posibilidades que ofrecía Latinoamérica para desarrollar una carrera. Allí pude colaborar con dos periódicos, y todavía hoy sigo trabajando con ellos desde Colombia como columnista semanal. Una vez finalizó mi beca en México, en vez de volver a España, decidí buscar opciones para el Practicum en otro país, ¡y así me marché a Colombia!

binternational: Y por ahora parece que te está yendo muy bien allí. Cuéntanos cómo encontraste tu actual empleo. Tengo entendido, además, que la publicación en la que trabajas es una de las más prestigiosas de América Latina.

Rubén: No me puedo quejar, no. Nada más llegar, conseguí entrevistas en algunos de los principales medios de comunicación del país (algo impensable para mis compañeros en España), hasta que me ofrecieron prácticas en mi actual trabajo, como redactor en el diario La República. Se trata, efectivamente, del primer periódico económico, empresarial y financiero de Colombia, que además está considerado como uno de los grandes de temática económica en Latinoamérica. Y lo que es más, finalizada mi beca, me ofrecieron inmediatamente un contrato indefinido con unas condiciones más que dignas.

binternational: ¿Qué te aporta ese trabajo en Colombia que no te haya dado ningún otro en España?

Rubén: Uff, muchas cosas, la verdad. Lo que más destaco es la estabilidad de mi posición aquí y las condiciones de trabajo que tengo. Desde que llegué, cuento con un sueldo por encima del “mileurismo”, además de afiliación a la sanidad privada, pensiones, cesantías, etc. Unas condiciones que muchos estudiantes recién titulados en España considerarían una verdadera utopía. Más allá de eso, en este periódico he ganado una experiencia única, que en España seguramente no me podría haber brindado ningún otro medio. Desde el primer día han confiado en mí, se me han otorgado responsabilidades y la posibilidad de publicar artículos con mucha frecuencia. Es más, en bastantes ocasiones mis temas han formado la portada del diario impreso y se me ha enviado a cubrir un buen número de eventos y sucesos. 

binternational: A pesar de la que está cayendo, muchos españoles no terminan de atreverse como sí has hecho tú a probar en otros países. ¿Tú sentiste vértigo al dar un paso tan importante?

Rubén: Sí y no. Obviamente, marcharse a otro país es una decisión en cierto modo complicada de hacer. No deja de ser difícil intentar construir una vida nueva en un lugar tan lejano y distinto. Pero también es una oportunidad fascinante. En mi caso, al tratarse de un lugar “exótico” como Colombia, a mi me ayudó en un principio el conocer de antemano gente en este país. Tener alguien con quien contar es siempre importante, pero tampoco creo que sea imprescindible, especialmente si el destino es la propia Europa o Estados Unidos. Conoces gente enseguida, nada más llegar, vayas donde vayas.

binternational: Lo cierto es que, cuando hablamos de Colombia a este lado del Atlántico, una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza es la inseguridad. ¿Cómo has visto tú este aspecto?

Rubén: Sinceramente creo que, en este sentido, tenemos que tener muy claro que no todo lo que pasa en este país es tan extremo como lo pueden pintar allí en España en la televisión y en los periódicos. Tampoco se puede negar que, en cuestiones de seguridad y otras materias, Latinoamérica no es Europa. Son países emergentes no solo en términos económicos, sino en todos los ámbitos, como la seguridad ciudadana o la infraestructura. Pero eso no es sinónimo de que te vaya a pasar algo. Simplemente, como en todos sitios, hay que tener ciertas precauciones y seguir los consejos de la gente del lugar respecto a cómo moverte y cómo hacer las cosas.  Yo te puedo decir que en mis muchos meses aquí no he tenido percance alguno. También en el mismo Madrid se desaconseja entrar en algunas zonas, o perfectamente te puede pasar algo caminando solo de noche, ¿no?

binternational: Otra cosa, Rubén. Tú que llevas casi dos años en América Latina, ¿cómo crees que se ve al trabajador español en Colombia y países similares? Cada vez están llegando más y más a la región en busca de las oportunidades de trabajo que no encuentran aquí en España.

Rubén: Mi impresión es que fuera, en general, a los europeos se nos ve como gente muy preparada, y a los españoles entre ellos, claro. Yo que he estudiado en otros países, te puedo decir que la dificultad de las carreras en España es mayor que en otras zonas, y eso las empresas lo saben. En Colombia, te puedo asegurar que las compañías y la sociedad en general dan bastantes facilidades para que lleguen aquí trabajadores españoles y lo consideran un aporte positivo para el desarrollo de su país.

binternational: Pues con lo bien que te va, me da que seguiremos un tiempo sin verte el pelo aquí por España…

Rubén: (Risas). Pues de momento no tengo planes de volver para allá, no. Aquí en Colombia estoy muy bien, muy a gusto. Mucho más de lo que podría estar en España, de eso estoy seguro. Como todo el mundo, supongo, espero poder volver a mi país ya más en el largo plazo, cuando se haya solucionado todo. Pero bueno, ya te digo que por ahora no me preocupa eso, porque mientras tanto estoy viviendo una experiencia muy buena en este país, no solo a nivel profesional, sino también personal. Así que España puede esperar.

Como esta, existen muchas historias de jóvenes españoles que sí han encontrado fuera aquello por lo que tanto lucharon y no consiguieron en nuestro país. Y tú, ¿estás pensando en probar en el extranjero? ¿qué destino elegirías y por qué? ¡Inscríbete en binternational y no pierdas ojo de las ofertas de trabajo en el extranjero que publicamos cada día!

Related posts

Pin It on Pinterest