ES | EN

Cada vez es más habitual hablar de flexibilidad laboral. No solamente se trata de un concepto que sea una tendencia en sí mismo, sino que supone muchas ventajas para el bienestar de los trabajadores, lo que se puede traducir en mejoras directas en el resultado de la compañía.

Soluciones de organización de flexibilidad laboral en una empresa

Existen muchas soluciones que permiten llevar a la práctica alternativas de flexibilidad laboral en la empresa. El sector de la actividad, así como su relación directa con horarios (por ejemplo en las fábricas o en los relacionados con la atención al público) condicionan las posibilidades, pero todas las compañías pueden hacer un plan específico en el que se consigan mejoras para sus empleados.

  • Horario de entrada y salida flexible. En lugar de tener una hora fija de entrada se establece un intervalo horario para que sea el empleado el que decida cuando le viene mejor acudir a su centro de trabajo.
  • Turnos adaptados y jornadas continuas. Las jornadas continuas sin pausa o con pequeños recesos para comer suelen ofrecer una mayor conciliación al trabajador que evita dobles desplazamientos a su centro de trabajo. Los turnos adaptados a su situación personal y preferencias, si bien no son una jornada flexible en sí misma, también ofrecen soluciones de conciliación mejoradas y que suelen tener muy buena aceptación por parte de los trabajadores.
  • Trabajo directamente enfocado a objetivos. Con este tipo de metodología, el empleado puede trabajar más horas en jornadas intensivas cuando el proyecto requiere de mayor dedicación y luego obtener jornadas libres remuneradas como si estuviese en su centro de trabajo cuando se terminan las tareas asociadas.
  • Trabajo en remoto. Muchas tareas del día a día de los empleados pueden ser ejecutadas desde cualquier lugar sin acudir realmente a la oficina. Ofrecer este tipo de solución al menos una jornada o varias de ellas es una manera de incentivar la productividad flexibilizando no solo los horarios, sino también las ubicaciones desde las que se trabaja.

Flexibilidad laboral: ventajas destacadas para una empresa

Implementar un plan de trabajo basado en la flexibilidad laboral requiere de una adecuación o reestructuración de los procesos de producción de la compañía con el objetivo de que se adapten a ese nuevo modelo de trabajo sin resultados negativos. En muchos casos, solamente se debe generar una nueva hoja de ruta sobre tareas encomendadas o tiempos; en otros, se requieren procesos mucho más complejos. Todo depende del sector, de los proyectos de la empresa, y de si existe ya cierta flexibilidad de horarios en la compañía.

Entre las ventajas que más se ansían y que se pueden conseguir si se implementa la flexibilidad laboral en la empresa cabe destacar:

  • La mejora el equilibrio entre vida personal y laboral de los empleados
  • La reducción de costes
  • La obtención de un mayor compromiso con los objetivos de los proyectos por parte del personal laboral
  • La aportación a las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), como por ejemplo, reduciendo la contaminación de una población gracias al teletrabajo
  • La reducción del absentismo y las bajas laborales por enfermedad común

Existen estudios como el Millennial Branding Report que demuestran que la opción de teletrabajo es una de las preferidas para las nuevas generaciones porque garantiza las ventajas que hemos detallado en los párrafos anteriores. Está claro que poco a poco la flexibilidad laboral está dejando de ser opcional para convertirse en un nuevo modo de organizar las tareas del trabajo diario.