+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN

La ausencia de una persona de su puesto de trabajo y los tipos de absentismo laboral que derivan de ella son considerados, hoy en día, uno de los grandes retos de la dirección de Recursos Humanos.

El absentismo no solo supone un gasto económico, ya que se está remunerando a un empleado que no acude a trabajar, sino que también ocasiona problemas a nivel organizativo.

Tipos de absentismo laboral

Podemos encontrar varios tipos de absentismo laboral con sus distintas particularidades:

Previsible y justificado

El absentismo laboral previsible y justificado ocurre cuando el empleado ha avisado a la empresa de su ausencia. Este tipo es más fácil de controlar de forma legal, por ejemplo, con baja de incapacidad laboral transitoria, accidentes de trabajo con baja laboral, permisos no retribuidos para asuntos personales, etc.

No previsible y sin justificación

Este es el más difícil de controlar. Implica que un empleado no acude a trabajar y no ha informado ni presenta ninguna causa justificada de su ausencia.

Presencial

En este tipo de absentismo laboral, el empleado sí acude a trabajar, pero no desempeña sus tareas como es debido. También puede ocurrir cuando un empleado está presente, pero lleva a cabo otras tareas no relacionadas con su puesto de trabajo como salir a fumar excediendo los tiempos de descanso, atender su teléfono móvil constantemente, navegar por Internet con fines personales, etc.

Absentismo emocional

Entre los diferentes tipos de absentismo laboral que existen este es el más complicado de detectar. Ocurre cuando un trabajador se encuentra en su puesto de trabajo y realiza sus tareas, pero no rinde lo suficiente, ya que se encuentra ausente emocionalmente. Puede ocurrir por motivos como problemas personales, desalineación con superiores y compañeros, falta de motivación, etc.

Causas del absentismo laboral

En el absentismo laboral también encontramos algunas causas, muchas de ellas justificadas. Permanecer al tanto de las causas de absentismo en una empresa permitirá a los encargados poner en marcha estrategias y mecanismos para resolverlo y evitarlo en un futuro. Estos son los motivos más comunes de absentismo laboral en España:

  • Permisos de paternidad, maternidad, lactancia o asistencia a consultas médicas
  • Baja por riesgo durante el embarazo y la lactancia
  • Falta de compromiso por parte del trabajador
  • Incoherencia en las acciones de líderes o superiores, que generan falta de motivación
  • Conflictos laborales
  • Accidentes de trabajo in itinere (en el trayecto al trabajo o a casa) o durante la jornada
  • Enfermedades profesionales
  • Enfermedades o accidentes de origen no laboral
  • Impuntualidad y ausencias no autorizadas

¿Cómo reducir el absentismo laboral?

Según el tipo de absentismo que nos encontremos se puede afrontar de varias formas:

  • Mejorando el salario o aumentando periódicamente este tras la consecución de objetivos
  • Reduciendo la carga de trabajo si es excesiva
  • Implantando jornada intensiva o modificando los horarios para fomentar la conciliación
  • Estableciendo turnos en lugar de jornada partida
  • Diseñando planes de motivación
  • Fomentando la competencia sana
  • Ayudando a los empleados en su vida personal
  • Mejorando la implicación de los trabajadores y su participación en las tareas de la empresa
  • Bonificando a los empleados con horas o días libres por el trabajo bien realizado

Estas son tan solo algunas de las técnicas que existen para evitar los diferentes tipos de absentismo laboral. Como puedes observar, casi todas se relacionan con la mejora de la motivación del empleado y el favorecimiento de su productividad. Un trabajador contento y motivado es un trabajador útil para la empresa.

Artículos relacionados