+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 2 minutos

El departamento de Recursos Humanos es, sin duda alguna, un elemento clave para el buen funcionamiento de toda empresa, habida cuenta el trascendente papel que juega en la eficiente gestión del personal y, por tanto, en la consecución de los objetivos estratégicos empresariales. La automatización de los procesos derivada de la actual transformación digital ha tenido una especial incidencia en este departamento, generando nuevas tendencias en lo que a gestión de talento y dirección de recursos humanos se refiere. Entre tales tendencias destacan especialmente las corrientes conocidas como upskilling y reskilling.

Nuevos modelos de gestión de talento en la dirección de recursos humanos

Las tendencias más actuales en materia de gestión del personal tienden a buscar la correlación más estrecha posible entre la empresa y sus empleados, de tal forma que la implicación de estos en los resultados del negocio resulte óptima. Los departamentos de recursos humanos se están centrando por ello en comprender y mejorar en todo lo posible la experiencia del empleado. No hay que olvidar en este sentido que una buena experiencia para los trabajadores tiende a traducirse en una buena experiencia también para los clientes, lo que vendría a suponer a la postre una ventaja corporativa. Es por ello que ha de ponerse especial énfasis en esuchar al empleado y entender sus pautas de conducta, en busca de conseguir de este modo su máximo compromiso con la empresa.

Por otro lado, como consecuencia de la paulatina incorporación de las nuevas tecnologías a la empresa y de la digitalización de los procesos, se hace cada vez más necesario rediseñar los puestos de trabajo, a fin de tomar ventaja de la implementación de tales tecnologías. En este apartado cobra una especial relevancia la formación corporativa, esencial para optimizar el desempeño del personal dentro de la empresa. Es precisamente en este campo donde han surgido las corrientes más novedosas en lo que se refiere a dotar a los empleados de los conocimientos precisos para cubrir las necesidades del negocio. De estas corrientes destacan especialmente dos: el upskilling y el reskilling.

La principal diferencia entre estos dos conceptos radica en el objetivo último de la formación. Así, el upskilling se orienta a la enseñanza a los trabajadores de nuevas competencias con las que optimizar sus habilidades, en tanto que el reskilling, conocido también como reciclaje profesional, lo que busca es formar al personal de la empresa para adaptarlo a nuevos puestos dentro de su organigrama. La primera de estas corrientes buscaría, por tanto, conseguir empleados más especializados, y la segunda conseguir empleados más versátiles.

Se trata, en definitiva, de hacer de la cultura corporativa uno de los componentes diferenciales de la empresa, a través de la que orientar a esta hacia unas estructuras organizativas que resulten más ágiles y flexibles, lo que a la postre redundará en una respuesta más rápida y acertada a los problemas que puedan plantearse.

Si buscas una información más detallada sobre cómo aplicar a tu empresa estas nuevas tendencias en materia de gestión del personal, no dudes en ponerte en contacto con binternational, consultora de amplia experiencia en recursos humanos, cuyos acreditados profesionales se mostrarán encantados de poder atenderte y resolver todas tus dudas al respecto.