+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 2 minutos

En el mundo de la empresa y los Recursos Humanos es frecuente la adopción de términos anglosajones, y no todos tienen claro su significado. Si es tu caso, en este post descubrirás las claves para entender qué es y cómo puede ayudar a tu empresa.

Externalizar para una mejor selección

RPO son las siglas en inglés de Recruitment Process Outsourcing, o lo que es lo mismo, externalización del proceso de reclutamiento. Una forma de resumir en pocas palabras una solución para agilizar la selección de personal apostando por profesionales en la materia. Se trata de algo que si se gestiona correctamente puede aportar un importante valor a la compañía que decide echar manos de este servicio.

¿Qué ventajas aporta el RPO?

Antes de optar por esta modalidad, es normal que las empresas valoren qué beneficios les puede suponer. Te lo contamos en cinco claves:

  1. La visión profesional. El hecho de contar con una compañía especializada en recruitment es un plus desde el minuto uno. Aportan no solo experiencia, sino que diversifican la táctica a aplicar en cada caso. Especialmente las empresas pequeñas pueden verse beneficiadas, pues si su departamento de RRHH es reducido, de esta forma multiplicarán exponencialmente sus posibilidades de éxito.
  2. Mayor capacidad de captar talento. La competencia entre empresas para atraer el talento a sus filas es cada vez más evidente. Esto se ve muy claro en algunos sectores como el tecnológico, donde no siempre es fácil dar con el candidato ideal. Además las empresas de recruitment disponen de sus propias bases de datos y cuentan con licencias de herramientas para realizar selección de personal como linkedin o infojobs. Las licencias de este tipo de herramientas son caras y disponer de ellas supone una gran ventaja para encontrar a los candidatos idóneos.
  3. La importancia de aplicar estrategias de employer branding. Una vez que empiezas a colaborar con la compañía con la que has decidido contratar el outsourcing, la maquinaria se pone en marcha. Una de las estrategias que más éxitos recaba es el employer branding, o lo que es lo mismo, potenciar tu imagen como empleador. No todas las empresas tienen la capacidad de hacer esto con su propio personal, por eso es importante externalizar este tipo de tareas, para confiar en los que más saben.
  4. Ahorro de tiempo y costes. Es uno de los factores a tener presentes, y que a menudo inclina la balanza del lado del reclutamiento externo. En un proceso al uso, más allá de la primera criba que puedan hacer desde RRHH, a menudo es necesario que los departamentos implicados participen en la selección. Sin embargo, el día a día en las organizaciones no siempre deja hueco para implicarse de forma adecuada en esta labor. Por otro lado, el tiempo se traduce también en mayores costes, y por eso cada vez más empleadores deciden que no compensa un reclutamiento interno. En estos casos, la externalización es una solución que satisface a todos, ahorrando tiempo y dinero.
  5. Especialistas en procesos difíciles. En los casos en los que la selección se convierte casi en una misión imposible, es una buena idea buscar ayuda externa. En binteracional contamos con una larga trayectoria. Si estás en este caso, pídenos una búsqueda y comprobarás lo sencillo que es dar justo con el perfil que necesitabas.