+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: < 1 minuto

La retribución en especie es una forma de compensar el trabajo no monetaria.

La retribución en especie Implica conseguir un bien o servicio a un precio menor o sin coste. Por ejemplo: que la empresa asuma el alquiler de la vivienda en la que te alojas o te ofrezca coche de empresa son ejemplos de retribución en especie.

Diferencias entre la compensación monetaria y la compensación en especie

  • Con la compensación monetaria una empresa paga al trabajador una determinada cantidad por los servicios prestados
  • En cambio, la compensación en especie no es dinero, pero sí se puede calcular y tiene un beneficio económico para quien la percibe.

Curiosidades sobre la retribución en especie

Dependiendo del país, la retribución en especie podrá ser mayor o menor. En España la legislación marca que no puede superar el 30% de la retribución salarial.

Otra cosa que deberás tener en cuenta cuando te ofrezcan una parte del salario en especie es que cotiza a la Seguridad Social y está sujeta a retenciones del IRPF.

Ejemplos de pago en especie

Los ejemplos de pago en especie son muy variados. Podríamos distinguir los más clásicos y los más innovadores, pero eso lo dejamos para otro post. Entre los más comunes se encuentran el cheque guardería, el cheque transporte para pagar billetes de transporte público colectivo como el tren, el metro o el bus, las tarjetas restaurante, las aportaciones a planes de pensiones, los seguros médicos y de vida, el pago de la cuota del gimnasio o los descuentos en alojamientos y viajes, entre otros.