+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 2 minutos

La captación de talento es una de las tareas más importantes y decisivas a la hora del desarrollo de la actividad empresarial de cualquier compañía. Por ello, muchas empresas recurren a la externalización de este tipo de servicios, o lo que es lo mismo, Recruitment Process Outsourcing (RPO).

Conocer las diferencias entre los servicios que puede ofrecer un RPO y un proceso de selección tradicional puede ser clave para conseguir la productividad y la efectividad buscada.

Diferencias entre los servicios de un RPO y de un proceso de selección tradicional

En primer lugar, un método de selección tradicional siempre mantendrá un enfoque de carácter más táctico y específico, con unos objetivos a corto plazo centrados en cubrir una necesidad concreta. Esto cambia en el caso de un RPO dado que tiene una visión a medio y largo plazo y una línea estratégica de carácter global.

Otro aspecto diferencial es la agilidad y rapidez del proceso. Por un lado, en el reclutamiento tradicional siempre existe un periodo de adaptación por parte del proveedor hacia la empresa. Conocer la cultura, los valores, los objetivos o la línea estratégica de la compañía es un aspecto fundamental y necesario para poder llevar a cabo un correcto proceso de selección. Esto cambia con la contratación de un RPO dado que, aunque exista un periodo de adaptación inicial, éste no volverá a ser necesario. Cuando el acompañamiento se da de manera prolongada, el consultor RPO ya conocerá los vaivenes de la compañía otorgándole una mayor eficiencia y rapidez a la hora de abordar cualquier tipo de proceso para el cliente.

Además, a diferencia del proceso de selección tradicional, el RPO ofrece un seguimiento personalizado tanto del candidato como de las acciones que la empresa necesita dar para concretar la contratación. 

Es necesario también mencionar un aspecto importante: la exclusividad. A la hora de contratar un servicio de RPO la empresa podrá disfrutar de uno o varios consultores que se dedicarán en exclusividad a la gestión de todos sus procesos mientras que, en un proceso tradicional, esto no suele pasar.

Por último, la colaboración entre un RPO y una empresa cliente no se centra en encontrar un candidato y cubrir un perfil, va mucho más allá: se crea una alianza con un enfoque estratégico a medio y largo plazo.

Más información sobre cómo externalizar un proceso de selección

Como ves, gracias a los servicios de un consultor RPO, la gestión de los procesos se hace más eficiente, consiguiendo un ahorro de tiempo a la vez que aumenta la satisfacción de cliente interno y candidato. ¿Quieres conocer todos los aspectos sobre la externalización de un proceso de selección? Descubre nuestra guía descargable.

Además, si estás en el departamento de Recursos Humanos de tu empresa y necesitas ayuda para captar talento, desde Grupo Binternational podemos acompañarte. ¡Contacta con nosotros y cuéntanos lo que necesitáis!