+34 911 72 44 09 info@grupobinternational.com
ES | EN
Tiempo de lectura: 4 minutos

Recursos humanos en el sector químico y gran consumo.

Industria Jabonera Lina, SAU (LINASA), es una empresa familiar que atesora más de 60 años de experiencia en la fabricación de productos de lavado de ropa, cuidado del hogar y aseo personal. A día de hoy, es una de las empresas españolas más relevantes del sector químico. Antonio Barquero es el Director de Recursos Humanos.

Antonio, ¿cuáles crees que son las claves del éxito de LINASA?

Somos una empresa con una amplia trayectoria, que cuenta con un equipo con experiencia y muy profesional. Cubrimos la totalidad de surtido lavadora y otra serie de productos de limpieza e higiene personal. Además, tenemos una gran capacidad productiva y un nivel elevado de inversión en maquinaria e instalaciones. Trabajamos con los principales clientes del sector, siendo nuestra mejor carta de presentación.

¿Qué podrías contarnos sobre el sector de la industria jabonera del cual sois referente?

Es un sector muy complicado. Además, al tener marca propia, nosotros trabajamos en entornos B2B y B2C en los que hay una fuerte competencia que, rara vez, repercute en cliente final, pero que nos hace estar continuamente innovando para mejorar productividades, tiempos y poder entrar en márgenes.

Aparte de contar con centros de producción en Murcia o Málaga, ¿en qué otros países tenéis presencia?

Además de los que mencionas, contamos con otro centro productivo en Argelia, donde transportamos productos semielaborados para distribuir en el mercado africano. En exportación, trabajamos en más de 15 países, estando nuestros principales clientes en norte y centro de África, Francia y Reino Unido.

Habéis estado al pie del cañón produciendo y distribuyendo productos de primera necesidad. Imaginamos que habéis tenido que realizar un sobreesfuerzo durante la crisis sanitaria. ¿Cómo os ha afectado la locura de estos últimos meses?

Como bien dices, ha sido una verdadera locura. Esta situación, como a todos, nos vino de repente haciendo que, de la noche a la mañana, fuéramos esenciales para abastecer a la cadena de suministro de los hogares. El sector de Gran Consumo, en general, ha vivido una situación desconocida hasta ahora, produciéndose una tensión muy grande, pues las grandes cadenas de distribución querían hacer acopio de producto por lo que pudiera pasar.

Han sido meses muy intensos. Hemos tenido momentos donde había mucha inseguridad, nervios, donde las emociones estaban a flor de piel, pero también ha sido bonito comprobar el grado de compromiso de la plantilla, cómo nos adaptamos a la situación tan cambiante de un día para otro y cómo surge el orgullo de pertenencia y la satisfacción de estar colaborando para que la situación mejore día a día.

En el marco de la política de Responsabilidad Social Corporativa de LINASA, habéis puesto en marcha varias iniciativas solidarias que acercan la empresa tanto a vuestros empleados como a vuestros clientes, ¿qué efecto han tenido estas acciones hasta ahora en cuanto al orgullo de pertenencia entre vuestra plantilla?

La Responsabilidad Social Corporativa siempre ha estado arraigada en los valores de la empresa, es uno de nuestros ejes de estrategia. ¿Qué ha cambiado? Que hemos empezado a contar lo que estábamos haciendo, tanto a plantilla como a nivel exterior.

Desde el principio, teníamos claro que, en una situación como la que estábamos pasando, teníamos que estar y dar respuesta primero a nuestros empleados, instaurando medidas de conciliación y de seguridad en nuestras instalaciones. Conscientes de la emergencia sanitaria, nos pusimos manos a la obra con la puesta en marcha, en tiempo récord, de una línea para fabricar gel hidroalcohólico, siendo la primera producción exclusivamente para nuestros empleados y hospitales de la región de Murcia. Más adelante, nos dimos cuenta de las dificultades que tenía la sociedad más vulnerable y realizamos donaciones a más de 20 ayuntamientos, residencias y empresas del tercer sector. Por último, quisimos agradecer a nuestros empleados su esfuerzo dándoles una tarjeta solidaria sin olvidarnos del pequeño comercio de proximidad, incentivando que se utilizara en ese colectivo. Al final, hemos intentado, dentro de nuestras posibilidades, atender a todos nuestros grupos de interés.

Por supuesto, hoy más que nunca, estas acciones se tienen que comunicar, y en este periodo se han reforzado los canales internos, provocando un incremento de compromiso y orgullo de pertenencia.

En España, hay muchas empresas familiares que se encuentran en pleno cambio de modelo. En el caso de LINASA, ¿qué líneas se han marcado desde RRHH para contratar perfiles que den paso a una nueva época en la compañía?

En nuestro sector, y cada vez en más sectores, vamos hacia un modelo que pone en el centro al cliente y las personas. Esto que parece tan simple a primera vista, no lo es en la práctica, y las competencias que buscamos cambian. La cualificación se supone y son los factores como la agilidad, adaptación al cambio, trabajo en equipo, pero a su vez autonomía y responsabilidad, los que tomarán, sin duda, más peso a partir de ahora.

Desde tu incorporación a LINASA, ¿a qué retos te enfrentas como Director de RRHH?

A nivel personal, tengo retos individuales, como la construcción del Departamento de Recursos Humanos. Por suerte, a día de hoy ya lo tengo y estoy muy contento con el equipo.

A nivel global, nos encontramos en un proceso de transición de empresa familiar hacia la profesionalización, en un estado avanzado. Esta transición lleva muchos desafíos apasionantes, y en mi opinión, el principal reto que tengo como Director de RRHH es afrontar un cambio cultural dentro de la organización. Estamos ante un momento importante en la compañía.

¿Qué valor tiene para LINASA que una compañía de selección proporcione perfiles que encajan en la compañía?

Para mí, el principal valor que tiene un partner a la hora de seleccionar un candidato es la confianza, me gusta crear alianzas que sean duraderas. Es muy importante, tanto para el partner de recursos humanos como para el cliente, sentirnos en un ambiente cómodo, donde poder expresar abiertamente la problemática de la compañía y que se entienda el contexto de la posición a cubrir y pueda crear un valor añadido.

En ese sentido, y desde binternational es un valor que no debéis perder; es muy importante contar con un interlocutor principal que gestione la cuenta y al que podamos acudir ante cualquier problema.

En las tres últimas posiciones que estamos gestionando para vosotros, ¿qué diferencia has percibido con respecto a procesos anteriores donde no has trabajado con consultora?

Fundamentalmente, donde más cómodo me he sentido es a la hora de interactuar con vosotros. Como he dicho antes, es muy importante para mí crear alianzas y en ese sentido me ha gustado que queráis conocer el negocio, proceso productivo, instalaciones. Los siguientes procesos han sido mucho más ágiles, ya conocíais nuestras necesidades. Igualmente, durante los procesos de selección hay giros, situaciones inesperadas y habéis respondido de manera muy ágil y proactiva. Sin duda, me he sentido muy cómodo.

¿Cómo resumirías en una frase qué ha supuesto para ti trabajar con binernational?

Para nosotros binternational ha supuesto, más que conocer a un proveedor de selección, conocer a un compañero de viaje.