ES | EN

El fruto del trabajo bien hecho ha convertido a esta empresa burgalesa en uno de los referentes tecnológicos en el mercado laboral español. Charlamos con Víctor Citores, uno de los profesionales que mejor puede explicarnos el secreto del éxito de ASTI.

Es difícil que a estas alturas nadie conozca a ASTI, pero cuéntanos, ¿a qué se dedica la compañía? 

ASTI Mobile Robotics es una ingeniería de robótica móvil que se dedica, desde una fase embrionaria, al estudio, diseño, fabricación, puesta en marcha y mantenimiento de soluciones de intralogística automatizada. Por lo tanto, somos un habilitador de industria 4.0 y automatizamos plantas en más de 16 países para sectores como automoción, alimentación, cosmética, farma o aeronáutica. Además, fabricamos productos conectados dentro de la industria 4.0 para ofrecer una mejor conectividad e integración con nuestros clientes: mantenimiento predictivo, análisis de performance…

Sumado a esta estrategia tecnológica, ASTI lidera la estrategia de Talento 4.0 a través de una plataforma de programas de Educación 4.0 para el empleo y para transformar el talento de nuestros clientes. Nuestro objetivo es impulsar la búsqueda para atraer y evolucionar el talento hacia las nuevas necesidades de la industria 4.0.

ASTI Mobile Robotics forma parte de un grupo de empresas, ASTI TechGroup. Dentro de este grupo de empresas es la principal y fue fundada en 1982. Otras líneas de negocio del grupo son ASTI Technologies Distribution, que es una empresa de distribución; ASTI Consulting Services, que se creó para acompañar a empresas en su momento de madurez industrial, y ASTI Talent and Tech Foundation, que es la fundación que nace para transformar el mundo mediante el talento. En definitiva, ASTI TechGroup está formado por 230 profesionales de 9 nacionalidades.

Víctor, eres HR Specialist en ASTI Technologies Group. ¿Cuál es tu papel en la compañía y a qué retos te enfrentas desde tu posición?

Yo me incorporo en septiembre de 2015 al equipo de ASTI y el departamento de RRHH se encuentra especializado en las diferentes secciones: Prevención de Riesgos Laborales, Administración de RRHH y Desarrollo. La sección de Desarrollo la lidero yo, junto al Responsable de RRHH, y nos encargamos del ciclo natural del talento: la atracción, selección y evaluación del talento más adecuado para que se incorpore el mejor y el que mejor encaje en la compañía. Y una vez que se ha incorporado toca integrarlo, y para ello lideramos desde RRHH los procesos de integración y socialización en la compañía. Posteriormente, toca formarlo, adaptarlo al puesto y desarrollarlo. Y, por último, llegamos a la etapa de fidelización para que el talento que es adecuado, estratégico y con alto potencial para los planes futuros de la empresa se mantenga con nosotros.

Me encanta cómo describes el ciclo del talento porque en muchas empresas Recursos Humanos se queda en la fase de atracción y selección, pero no cubre la integración ni la fidelización del equipo. Recientemente, en uno de los procesos de selección que hemos realizado en la provincia de Burgos preguntamos a un candidato en qué empresa querría trabajar y respondió que, sin lugar a dudas, sería en ASTI. ¿Qué sientes al escuchar esto?

Al final es el resultado del trabajo bien hecho tanto en interno como en externo. En externo, porque hemos venido creciendo en los últimos años en base al trabajo bien hecho con nuestros clientes y, en interno, porque al final te sientes orgulloso de lo que estás haciendo. Hay que poner en valor lo que tenemos dentro: un grandísimo ambiente de trabajo basado en nuestros valores, como pueden ser energía, servicio al cliente, trabajo en equipo, innovación, respeto y humildad.

Tenemos un proyecto que es precioso porque estamos en un momento de crecimiento muy importante en el que estamos multiplicando por 5 nuestra facturación, por más de 2,5 el equipo y consolidando la internacionalización. Por lo tanto, es un proyecto muy ambicioso que enorgullece a las personas que lo forman. Todo ello sin olvidarnos de que somos una empresa familiar, que nos gusta tener contacto con las personas y tratarnos con ellas. Además, la actividad es muy bonita porque trabajamos con robótica móvil colaborativa, que es tecnología punta para un mercado de primer nivel. Desde RRHH trabajamos políticas para que en los momentos especiales los colaboradores se sientan acompañados por parte de la empresa y para aplicar sentido común en la gestión de las personas.

Uno de los logros más destacados de ASTI es precisamente haber construido una potente marca empleadora incluso estando ubicados en una población cercana a Burgos, Madrigalejo del Monte, que no posee las mismas conexiones que la capital. Y eso tiene mucho mérito. ¿Cuáles han sido los hitos que os han hecho llegar hasta lo que sois ahora?

Siempre hemos sido una empresa familiar pero el rumbo que hemos adoptado es entender las necesidades del talento y que el talento entienda lo que necesitamos; tener una visión por parte de ambos bidireccional y poseer la flexibilidad para que ambas partes den el do de pecho cuando sea necesario. Y, desde el departamento de RRHH, intentamos hacer a la gente feliz. Porque en ASTI tenemos una máxima, que es que a ASTI se viene a trabajar feliz. Que los trabajadores se sientan contentos en su puesto, que se desarrollen profesionalmente y aporten su máximo valor.

Marca empleadora ASTI Tech Group

¿Y en qué momento lanza ASTI sus programas de talento? ¿Por qué surgen?

Para hablar de esos programas nos tenemos que remontar a 2015, cuando éramos una compañía de 60 trabajadores; hoy somos 230. Hemos tenido un crecimiento muy importante y en aquel momento se percibió la necesidad de talento tanto junior como senior, y ambos perfiles se complementan. Y en el ámbito senior hemos trabajado mucho la imagen de marca, también junto a vosotros en la transición al talento senior.

Y en cuanto al talento junior, en 2015 se decide lanzar ASTI College y ASTI Academy. ASTI Academy es un programa de colaboración con los mejores centros de Formación Profesional nacionales con el cual hemos llevado a cabo distintos programas de empleabilidad. Ofrecemos la posibilidad de realizar formación dual con el objetivo de que aquellos que quieran continuar su trayectoria en ASTI lo hagan. Por ejemplo, de la edición de 2018 se han incorporado 12 personas. Y del total de varias ediciones, el 90% continúan con nosotros después de más de 2 años.

En cambio, para el público universitario contamos con ASTI College, un programa de colaboración con centros internacionales como el MIT, INSTEAD, la Universidad de Normandía en Francia o universidades nacionales. Dar la oportunidad a los jóvenes con una formación con la que se les forma en competencias técnicas y soft (liderazgo, comunicación, atención al cliente) e idiomáticas (inglés, francés).

¿Cuál es el resultado de esa política? Supongo que habréis conseguido un efecto llamada.

Al final tienes un efecto llamada en los centros de formación y universidades consiguiendo talento alineado con el proyecto empresarial, los valores y la cultura de la compañía. Son personas que creen en el proyecto, que han visto cómo se han desarrollado en la compañía y que tienen por delante unos retos muy interesantes y que son partícipes de ello.

En ocasiones hay talento cuya localización es más compleja o no puedes permitirte formarlo en la compañía ya que necesitas que su incorporación sea lo antes posible. En binternational hemos tenido la oportunidad de trabajar con vosotros seleccionando un Responsable de Filiales y nos gustaría conocer en qué punto os hemos aportado valor.

Cuando el Departamento de RRHH está ocupado con otros retos y no puede asumir esta tarea, externalizamos el proceso de reclutamiento y selección. En el proceso del Responsable de Filiales desde binternational nos habéis aportado el valor del trabajo bien hecho, del cumplimiento del perfil y sobre todo de ampliarnos esa búsqueda al ámbito internacional.

Artículos relacionados