ES | EN

¿Quién no ha soñado nunca con ser políglota? Defenderte en cualquier idioma ante cualquier situación ¿Te imaginas?

Pues, gracias a Internet, el sueño está cada día más cerca, o al menos eso nos asegura Ramón Barreiro, Co-Founder de holubo.com, la plataforma gratuita para practicar idiomas que entra pisando fuerte en el mundo digital.

Si alguna vez has estudiado un idioma y has practicado un deporte hasta dominarlo, te habrás dado cuenta que tienen muchas similitudes. Al comienzo, con cuatro cosas tienes lo necesario para aprender y entrar en una curva de aprendizaje que se torna casi vertical. Pero de la misma manera que cuando practicamos nuestro deporte nos gusta hacerlo con gente preparada, las empresas también demandan un nivel de idiomas que no es fácil de conseguir.

Es en ese momento en el que nos empezamos a dar cuenta de las diferentes áreas relevantes para el dominio de un idioma. Si por ejemplo cogemos el inglés, estas áreas son el reading, el writing, el listening y el speaking. Cuando empezábamos a estudiar nos valía con “saber algo de inglés”, pero pronto nos dimos cuenta de que lo que necesitamos es controlarlo en estas áreas para ser un valor diferencial a la hora de crecer profesionalmente.

Es en este momento en el que aparece nuestra motivación, y gracias a ella, planificamos a la perfección cómo mejoraremos en cada una de las áreas y los materiales que utilizaremos para ello:

  • Reading: “Me voy a comprar este libro que quiero leerme y así aprovecho”
  • Writing: “Aprovecho las clases y voy a escribir más para que lo corrija mi profesor”
  • Listening: “A partir de ahora las pelis y las series las voy a ver en versión original”
  • Speaking: “Me han hablado de un bar en el que se hace intercambio de idiomas los martes a las 20.00”

Si has estado en esa situación seguramente hayas visto cómo pasaban las semanas sin muchos avances, de hecho, el bar en el que se hacía el intercambio de idiomas ni lo pisaste. Seguramente también te hayas enfrentado a alguna de estas limitaciones del pasado como “el horario de las academias no encaja con el mío”, “ahora no tengo dinero para costearme un curso”, “lo que necesito es hablar y aquí es imposible”, o  “para poder dominarlo me tendría que ir fuera y ahora no puedo”.

Si, en el párrafo anterior están bien descritas, son limitaciones del pasado, porque créeme que existen soluciones a este tipo de situaciones más al alcance de lo que crees. Gracias a internet se han creado multitud de alternativas que permiten a sus usuarios aprender o practicar cualquier idioma de una manera ágil.

Si esa motivación para practicar un idioma que comentábamos anteriormente está volviendo este verano, será muy útil que tengas en cuenta estas nuevas alternativas que nos ofrece el mercado, pueden ser el complemento perfecto a otras tareas que realices o incluso se pueden convertir en la fuente principal del aprendizaje. ¿Y lo mejor de todo? Que las puedes encontrar gratis (o servicios freemium) y por supuesto, 100% adaptadas a tu horario.

Related posts

Pin It on Pinterest